Mediación

¿QUÉ ES?

La mediación es una fórmula de resolución de conflictos que permite decidir a quienes tienen dificultades la manera de solucionarlas, acompañados de un profesional imparcial que ofrece las herramientas para que esto se consiga.

La mediación es una fórmula voluntaria y confidencial, en la que las partes se dan una oportunidad para llegar a un acuerdo antes de utilizar la vía judicial. El acuerdo se puede validar legalmente una vez finalizado el proceso de mediación.

Esta fórmula está regulada en España por la Ley 5/2012 de 6 de Julio de mediación en asuntos civiles y mercantiles, y también en las diferentes comunidades autónomas. En Castilla y León, a través de la Ley 1/2006 de mediación familiar.

Además, en los casos de separación y divorcio, la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Civil, (Ley15/2005) reconoce la validez de "los acuerdos en mediación que acompañarán al convenio regulador" en procesos de mutuo acuerdo, y también permite que "las partes puedan solicitar la suspensión del proceso judicial para iniciar una mediación", de tal manera que lo que se pacta en mediación es lo finalmente aprueba el Juez en la sentencia de divorcio, pudiendo iniciar la mediación aún habiendo iniciado el proceso judicial.

SITUACIONES DONDE SE APLICA

  • Procesos de separación y divorcio, tanto para parejas casadas y no casadas, que tengan conflictos para decidir sobre el cuidado de los hijos o los temas económicos.
  • Si no hay acuerdo entre las partes, la mediación es útil antes, durante y después del divorcio.
  • En conflictos entre padres e hijos causados por diferentes criterios en normas de convivencia, cuestiones de trabajo o estudio, administración de la economía, estilos de vida,…, donde un acuerdo beneficiaría a toda la unidad familiar.
  • Ante decisiones relacionadas con los cuidados de padres mayores o familiares dependientes.
  • Cuando existen discrepancias ante el reparto de herencias.
  • En la gestión de empresas familiares, donde los distintos puntos de vista pueden afectar tanto a la estabilidad de la empresa como a la continuidad de las relaciones familiares.
  • Mediación vecinal, problemas de convivencia entre vecinos y en la administración de comunidades, el beneficio de la mediación es aún mayor cuando las relaciones entre los afectados van a continuar en el tiempo necesariamente.

RESULTADOS

El modelo de trabajo que aplica MM, Modelo de Competencia (Bernal, T. 1991), se usa en España desde hace más de dos décadas. Sus buenos resultados han hecho que sea precisamente este modelo el que elijan los mediadores de MM. Los resultados son:

  • El 80% de las personas que aceptan iniciar el proceso de mediación alcanzan acuerdos. 80% de acuerdos alcanzados
  • Más del 90% de los que finalizan el proceso de mediación mantienen los acuerdos alcanzados pasado el tiempo. 90% de mantenimiento de los acuerdos alcanzados
  • Disminución del coste económico, en tiempo y de los costes emocionales.
  • Mantenimiento de la relación de padres cuando ya no se es pareja, con los consecuentes beneficios para los hijos.
  • Un alto grado de satisfacción con los resultados de la mediación para todas las partes.

LEGALIZACIÓN DE LOS ACUERDOS DE MEDIACIÓN

Tras el proceso de mediación MM ofrece la posibilidad de legalizar los acuerdos para obtener la sentencia de divorcio.

Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar