Vivir la mediación

CÓMO VIVIR LA MEDIACIÓN SIENDO ABOGADO Y MEDIADOR

Autor del artículo CÓMO VIVIR LA MEDIACIÓN SIENDO ABOGADO Y MEDIADOR de la Revista Digital de MundoMediación

Ana León Garrigosa

Licenciada en Derecho por la Universidad de Salamanca, y Experta en Mediación, Colegiada del Ilustre Colegio de Abogados de Valladolid y Mediadora nº 190 del Registro de Mediadores Familiares de Castilla y León. Cofundadora del Gabinete de Mediación Confluere de Valladolid y del gabinete de mediación civil y mercantil “Mediación civil y Mercantil (MCyM). Trabaja desde 2.012 en el proyecto piloto de “Mediación Intrajudicial de Valladolid” firmado por la Junta de Castilla y León, Colegio de Abogados de Valladolid, y el C.G.P.J. e imparte cursos en la Universidad Europea Miguel de Cervantes, y Cámara de Comercio de Valladolid.

Descubrí la mediación en marzo del 2.004, durante las “Jornadas de difusión de la Mediación Familiar en Castilla y León” en Valladolid. Estaba embarazada de mi hija, y ya llevaba a mis espaldas el ejercicio de la profesión de la abogacía durante más de diez años. Y fue precisamente en ese momento cuando comencé a interesarme con mucha curiosidad y sorpresa por esta nueva y gratificante profesión. Siempre pienso que quizá mi embarazo contribuyó a ilusionarme con la materia, y en mi interior se gestaba no sólo un bebé, sino un nuevo horizonte profesional al que me fui poco a poco asomando y que me fue transformando.

No pude dedicarme a estudiar la mediación como hubiera deseado entonces, porque tenía que cuidar de mi hija y ejercer mi profesión de origen, la abogacía, tenía unas jornadas de trabajo maratonianas, que se complementaban de la mejor manera posible con el cuidado de mi niña, así que tuve que conformarme con asistir a conferencias, charlas, y más tarde congresos, jornadas, etc., para ir descubriendo, entusiasmada, el mundo de la mediación.

Ahora pienso que la mediación es justo la media naranja de la abogacía, y que ambas profesiones diferentes, se complementan y comparten muchas parcelas; simplemente, la óptica es diferente, pero eso es lo que lo cambia todo.

La perspectiva que me da todos los días la mediación es muy diferente a la que yo tenía sobre la manera de resolver los problemas. No deja de sorprenderme. Tanto el abogado como el mediador se sitúan profesionalmente en el conflicto, pero ambos lo hacen, con distintos puntos de vista, pese a ello, ambos profesionales intentamos solucionarlos.

La mediación me ha humanizado, no sólo frente a los litigios, sino que me ha enseñado a escuchar a los mediados con otra visión diferente de cómo un abogado escucha a su cliente. La manera de hacerlo en la mediación es con un perfil más cercano, y auscultando el corazón del mediado y teniendo en consideración a las dos partes que tienen la controversia. Me gusta poder tener referencias y contacto con ambas partes, y dejarlas hacer. También me gusta que la manera de tratar con las personas no sea tan formal y estricta, así todas estas ventajas que he aprendido, también las pongo en práctica en mi despacho de abogados.

La filosofía del ganar – ganar aproxima a las partes, en vez de tirar de cada una por separado en direcciones opuestas, se unen para andar un nuevo camino juntos. A mí esto me parece fascinante, se aprovechan ambas fuerzas en un sentido en vez de derrocharlas en un viacrucis de pleitos casi siempre perdidos para ambas partes (no sólo para el que lo pierde según sentencia).

No entiendo por qué con la buena acogida que está teniendo la mediación en sede judicial, por fin, y ahora que los Juzgados nos admiten las solicitudes de mediación constantemente, algunos abogados se posicionan en frente de ésta, y le hacen la guerra. Creo que precisamente corresponde a los abogados ser los primeros en transmitir a sus clientes las mejores posibilidades de resolver sus litigios, incluso, aunque, como muchos piensan, en contra de los intereses del abogado. Así lo dice nuestro código deontológico.

Unamos nuestras fuerzas, las de todos los interlocutores de los conflictos, por el bien de las personas que tienen problemas, y vamos en una misma dirección para ayudarnos unos a otros y ayudemos a pacificar los conflictos.

No quiero dejar pasar la ocasión de dar las gracias a MUNDOMEDIACION de brindarme la oportunidad de compartir estos pensamientos en la red. Gracias por contribuir a la pacificación de conflictos.

YA PUEDES COMPARTIR TUS OPINIONES O SUGERENCIAS

Puedes realizar tu consulta o sugerirnos un artículo a través de nuestro formulario de consultas y sugerencias para la Revista Digital, o en nuestro correo

Volver a la edición 7

Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar